¿Dónde estaba Dios?

Tu como yo ante un desastre has escuchado en más de una ocasión esta pregunta. La última  vez la escuche a raíz del atentado de Barajas. No pretendo en pocas líneas dar una respuesta definitiva. Es difícil de alcanzar. ¿Dónde estaba Dios? Donde le dejamos estar. Cuando se produce un hecho como el citado llevamos a Dios al banquillo de los acusados para juzgarle. En este caso,  su falta de intervención -puedes oír- ha permitido la muerte de dos seres inocentes. Pero Dios nos ha dado a todos los hombres el instrumento para evitar este tipo de actuación: el buen uso de la libertad. ¡Cuántos dolores ajenos se evitan usando bien de esta facultad!

¿Dónde estaba Dios?
Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *