¿Cuáles son los objetivos finales del Opus Dei en el terreno político, económico y social?

En el Opus Dei se practica una férrea obediencia. Si esto es así, la actuación política, económica o social de sus miembros está dirigida por otros. ¿Quién da estas consignas? ¿Cuáles son los objetivos finales del Opus Dei en el terreno político, económico y social?
Lo de la "férrea obediencia" suena un poco fuerte. Digamos que en el Opus Dei se practica la obediencia cristiana, sin más. Desprestigiada virtud que –sin embargo– es una virtud eminentemente salvífica: "Jesucristo se hizo obediente hasta la muerte y muerte de cruz" dice San Pablo.
Se comprende que esto suene bastante enigmático para los que no tienen fe. Qué le vamos a hacer. También tiene parte de "misterioso" para los cristianos.

Al final, llega un punto en el que las explicaciones humanas se quedan cortas y ahí empieza lo insondable de Dios, que no cabe en nuestras cabezas. La salvación obrada por Jesucristo, obedeciendo, se aplica en la historia a los hombres que practican –imitándole– la "obediencia de la fe".

Esa obediencia cristiana que procuran vivir con humildad los fieles de la Obra no alcanza a su actividad profesional.

Tampoco alcanza a sus ideas políticas, económicas, culturales, etc.

Si así fuera, podríamos decir que el Opus Dei está lleno de "rebeldes", porque cada uno opina como le da la real gana en esas materias. Esto es evidente y no se puede "demostrar" con razonamientos. Basta abrir los ojos.

El fundador del Opus Dei decía que si alguna vez el ¿Cómo se concilia la obediencia debida a las autoridades de la Obra con la que se debe a las otras autoridades: los padres, el obispo, las autoridades civiles y políticas, los superiores en el lugar de trabajo?
Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *