¿Albañiles? ¿Empresarios?

-¿Es cierto que el Opus Dei sólo trabaja con clases socioeconómicas altas y pudientes y que a los “pobrecitos” no los toman en cuenta?
 Pues yo podría contar una pequeña anécdota que recuerdo en este momento. En una ocasión fui a la ciudad de Tijuana a dar un curso de retiro espiritual, y allí se encontraba un albañil del Opus Dei haciendo curso de retiro junto con un empresario que también asistía en esa ocasión.

Cuando este hombre de empresa habló conmigo dentro de esta actividad, me hizo un comentario. Me dijo: “Estoy muy sorprendido porque esta persona me pidió hablar conmigo desde que llegué por aquí. (…) Me sorprendió que me hiciera a mí la pregunta, pero luego añadió que pertenecía al Opus Dei desde los años 50, en Culiacán, y creía tener suficiente formación para tocar el tema conmigo”. (…) El albañil le dio una consejo muy práctico; le dijo: “Te vas a empachar con tantos propósitos, te recomiendo que empieces por estos tres puntos…”.

Y dijo el empresario que le había llamado la atención lo acertado de aquel consejo, al punto de que habían acordado seguirse viendo periódicamente para irle ayudando -el albañil-, a acercarse a Dios a través de su vida ordinaria. Esto refleja que en el Opus Dei hay personas de ambientes muy variados.

Entrevista de Roberto O´Farrill a Mons. Francisco Ugarte, Vicario Regional del Opus Dei en México. México D. F.; TV Canal 40, 13 de septiembre de 2004.

Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *