Hacer un rato de oración

Ojalá y M. Teresa pueda leerlo (comentario a Misa sí gracias (en la Universidad Politécnica de Valencia, España)).

Te contaré la historia verídica de un chaval (15 ó 16 años) que todos los días iba a Misa a una iglesia cercana a su casa, colegio o trabajo, sí, a esa edad así se las gastaba este pillo.

El pere se dio cuenta: no es común que un chico así, dos:

-) venga a Misa y además, y
-) antes de que inicie la Misa ya está haciendo algo, reza?

El pere no se aguanta y lo interroga y el chaval sin inmutarse le responde que si quiere saber lo que hace, mañana se ven a las (me parece, seis y media de la mañana). Ya está dice el pere.

A la hora indicada, el chaval aparece en la nave de la iglesia y el pere lo espera ya. Empieza el diálogo (chaval, ch, pere, p):

ch: arrodíllese,
p, ya
ch: por la señal de la santa cruz…Señor Mío y Dios Mío, creo firmemente que estás aquí, que me ves, que me oyes, te adoro con profunda reverencia, te pido perdón de mis pecados y gracia para hacer con fruto este rato de oración, Madre Mía Inmaculada, San José mi Padre y Señor, Ángel de mi Guarda, interceded por mi.
p y ahora qué?
ch, siéntese y escuche (lee un pasaje del Evangelio y guarda silencio),
p y?????
ch pues diga algo a Dios con lo que ha escuchado

y así se fueron hasta que pere se levantó a celebrar Misa muy agradecido por lo que ese chaval le acababa de enseñar.

M. Teresa, tú haces lo mismo con tus amigas y nosotros te apoyamos en esa iniciativa y verás que los sacerdotes quedarán maravillados de que la mujer acerca a Dios en el sacrificio del altar a sus amigas y amigos y eso les comprometerá a ser mejores sacerdotes y a nosotros mejores cristianos, pues tu testimonio es un levantaros, vamos.

Enhorabuena.

Señor Mío y Dios Mío, creo firmemente que estás aquí, que me ves, que me oyes, te adoro con profunda reverencia, te pido perdón de mis pecados y gracia para hacer con fruto este rato de oración, Madre Mía Inmaculada, San José mi Padre y Señor, Ángel de mi Guarda, interceded por mi.

Esta oración la recomendaba San Josemaría, para comenzar un rato de oración y “meterse” más en Dios antes de empezar a dialogar con Él.

Para terminar recomendaba esta otra:
Te doy gracias, Dios mío, por los buenos propósitos, afectos e inspiraciones que me has comunicado en esta meditación. Madre Mía Inmaculada, San José mi Padre y Señor, Ángel de mi Guarda, interceded por mi.

Hacer un rato de oración
4.17 (83.33%) 12 votos

3 ideas sobre “Hacer un rato de oración

  1. el mejor regao es la fe, en DIOS, su palabra siempre se cumple, y aun que hayamos pecado su AMOR es tan grande que nos perdona y ayuda a ser mejores, tanto como personas como disponer de la parte de SI MISMO que necesitemos por amor ha EL, DIOS lo es todo,y todo lo que hacemos estamos usando siempre parte de su CREACION, que DIOS NOS BENDIGA A TODOS

  2. porque crei en mi falle, deje a DIOS de lado, y DIOS lo es todo par todos, es la luz la verdad, y todo lo creado, es el aire que respiramos, es el carbon en que nos calentamos, es el augua que bebemos, y es el pricipio de todo en la vida, por o tanto a todo le podemos dar gracias, si lo respectamos y amamos es una manera de respectar a DIOS y de respectarnos s nosotros mismos

  3. solo se que soy pecador y que la orcion de mi padre que murio con mas de 95 años me acerco a DIOS que es la luz la verdad y la vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *