Futbol para sabios

FUTBOL PARA SABIOS
(QUID-BALL)

INSTRUCCIONES

– Cada equipo está formado por tres líneas tácticas(defensa, media y delantera) y un portero, no existiendo límite máximo de jugadores para participar. Los jugadores participan en el juego sentados no pudiendo abandonar sus posiciones bajo ningún concepto. la configuración de cada equipo dependerá del número de participantes, debiendo ser igual para ambas formaciones.

– Al comienzo de cada partido se determinará el equipo con posesión de balón mediante una pregunta-concurso (diccionario/sinónimos/precio-justo).

– El equipo que tiene la posesión del balón comienza desde la zona media su ataque hacia el campo contrario. El atacante selecciona al defensor contrario que desea regatear, teniendo lugar un intento de regate.

– Para ver el desenlace de cada enfrentamiento entre medios y defensas se formulará una pregunta y el que sea capaz de resolverla logrará la posesión del balón. Las preguntas se formulan inicialmente al defensa y si este no sabe contestar se irá alternando una contestación de cada uno de los dos hasta que alguien resulte vencedor del lance.

– Si gana el atacante este  deberá lanzarle el balón al delantero con el que quiere jugar (en los lanzamientos entre jugadores de distinto equipo no tiene importancia que el balón toque el suelo pero si esto ocurre entre dos jugadores del mismo equipo, la jugada queda interrumpida iniciándose un nuevo ataque del equipo contrario desde el centro del campo ).

– Cuando el delantero tiene el balón deberá enfrentarse al portero. Para marcar el gol debe acertar la pregunta que se le formule (V/F) y esperar que el portero no  haga lo propio con la que le corresponda a él.

– Siempre que finaliza una jugada, ya sea por parada del portero, por acierto de un defensor o por un gol, el balón deberá llegar a la media para iniciar una jugada de ataque.

– Para deshacer empates o penalizar acciones ''poco caballerosas'' puede recurrirse a los lanzamientos de penalti. En este caso solo se formulan preguntas al portero que deberá acertar tres de ellas seguidas para detener el lanzamiento de la pena máxima.

** Todos los defensores pueden optar por realizar una “entrada arriesgada” al atacante. Cuando quiera hacer uso de esta posibilidad se lo deberá indicar al árbitro del juego, pasándose seguidamente a resolver el lance:

La “entrada peligrosa” se resuelve mediante una pregunta-concurso entre los dos jugadores afectados. Si el vencedor es el defensor, se producira una recuperación inmediata del balón con enfrentamiento directo en la portería contraria. En caso de resultar ganador el atacante, el resultado será una cartulina amarilla para el defensor o, si este estuviera amonestado, un penalti.

Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *