Fui agregado del Opus Dei 11 años: en mi vida he hecho de todo

Hola Antonio,

Es la segunda vez que leo tu blog y me parece muy bueno, dando además mucha información sobre la Obra. Algunos se sentirán ofendidos en su vanidad al no ser los únicos de dar a conocer los "documentos secretos" del Opus Dei, me refiero a los anti.
Siguiendo con los anti. Descubrí hace unas pocas semanas su web y me parece curioso que casi ninguno de ellos tienen la culpa de su marcha de la Obra: no era comprendid@, no sentía cariño, que si no tenían libertad …

Yo fui de la Obra (agregado), durante 11 años y ahora, pasado bastante tiempo (hace 16 años ya de esto), los sigo recordando con mucho cariño.

En mi vida he hecho de todo, incluso estuve durante mucho tiempo alejado de Dios. No he sido, ni soy, ejemplo de virtudes, pues humanamente también toqué fondo, creo. Lo que para "esos" era ganar la libertad, bastantes de ellos, eso dicen, se ha transformado en alejarse de Dios.

En estos 16 años, estuve lejos, cerca, lejos, cerca … Un desastre vamos. Pero he descubierto que cuando más libre he sido es cuando he estado más cerca de Dios. No ví nunca en la Obra nada de lo que dicen. Pero pienso que el mayor problema que tienen es que no se miran dentro. Yo, pienso así, si mirara hacia fuera es posible que tuviera sus mismos argumentos: echar la culpa a los demás de no perseverar. Pero he aprendido a mirar hacia dentro y darme cuenta que YO soy el único responsable de mis actos, o de mi falta de actos en aquellos años.

Si supieran que leer su web me ha ayudado a darme cuenta de mis errores, de mis faltas y que me anima cada día a ser más fiel al Señor. Gracias a la Obra aprendí a tratar y a conocer a Jesucristo. Estoy esforzándome en retomar una vida de piedad, he vuelto (¡una vez más!) a medios de formación en la Obra y espero ir el próximo mes de noviembre a un curso de retiro.

No miro el pasado con nostalgia. Pero sí recuerdo, perfectamente además, que era feliz siendo piadoso, siendo sincero y luchando por vivir las virtudes (que no se interprete como cursilería, ¡eh!). Esa felicidad intento buscarla ahora de nuevo, con una nueva situación personal, sabiendo que no puedo recuperar el tiempo perdido pero que si puedo dar más calidad al tiempo que me queda por delante.

Así que deseo trasmitir mi experiencia: el estar cerca de Dios me hace más libre.

Me da la sensación que ha quedado un poco difuso. Si te parece bien publicarlo lo haces y si no pues nada, te seguiré leyendo igualmente, jajajajaja.

Un abrazo.

A.M.

Gracias por tu testimonio.
Nada difuso. Está muy bien.
Tienes toda la razón: "el estar cerca de Dios me hace más libre".
Estoy completamente de acuerdo contigo.
Rezo por tí.

Antonio.

Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *