Franco de nuevo.

¿Por qué esa obsesión en alejarse de la "sombra" del franquismo? ¿Por qué tantas ganas de desmarcarse del mismo aun cuando sus gabinetes tuvieron gente de la prelatura? Mire, con todos sus errores, entre ellos, que no era un Estado democrático, Franco defendió un Estado Católico, Apostólico y Romano frente a unos desmanes intolerables de la República.  Mucho que hoy somos de centro-derecha y hemos progresado, tomamos parte, y nuestro antecesores, en una época en la que como dice Ricardo de la Cierva no había demócratas y la República de Azaña y LArgo Caballero era una amenaza. Ahora hemos avanzado y evolucionado, aunque otros sigan queriendo hoy día la caza de brujas de los católicos, mas aunque no sería de recibo hacer apología de tiempos pasados, tampoco reneguemos de por lo qué luchamos hace 60 años… ¿O sí?

Es que a mi Franco me cae de pena, qué quieres que te diga. La tiranía es una cosa que no soporto, sea de izquierdas o de derechas. Pero esa valoración de Franco es cosa mía: en el Opus Dei cada uno piensa en temas políticos como le da la real gana.

Comprendo, sin embargo, eso que dices: muchos de los que colaboraron con el régimen de Franco fueron luego precisamente los que supieron hacer una transición democrática ejemplar.

Mientras que otros, que en teoría estaban fuera del régimen, no sólo no dieron la cara en vida de Franco, sino que hasta cenaron con otro general, el que organizó el golpe de Estado del 23-F, a ver si así llegaban a tocar algo de poder, incluso dentro de un gobierno presidido por un militar. Cosas de la vida. Es antológico el caso del jefe de informativos de la televisión del General, hoy progre de toda la vida.

Sobre las torcidas interpretaciones acerca de el Opus Dei en la época de Franco, te remito a este otro enlace.

Franco de nuevo.
Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *