Fidelidad es felicidad

FIDELIDAD ES  FELICIDAD

A) “¿Una virtud más, hijos? La alegría. Alegres siempre. A pesar de todo, alegres. El Opus Dei me ha costado sangre y lágrimas, pero he sido siempre feliz. Fieles. Sed fieles. Si lo sois, seréis felices.” (A solas con Dios, p. 290)

B) Esto lo he comprobado con Paco O.: dejó de ser de la Obra en marzo 2003. Antes de esta fecha, siendo todavía de la Obra, tenía muchos problemas y preocupaciones (su hijo en la droga aunque estaba saliendo de ella, iba a ser padre sin haberse casado, se tuvo que casar “de penalti”; problemas laborales para defender su puesto de trabajo y su salario; problemas económicos para pagar el dúplex que se había comprado, para pagar el coche de su hijo; problemas con su mujer que estaba depresiva…). Pero reconoce que al menos tenía paz en el alma y en el corazón, porque no le remordía la conciencia de nada, tenía el apoyo de la Obra, tenía su vocación de compromiso con Dios, tenía la confesión, la charla fraterna, la dirección espiritual, las Normas, el trato con Dios…

      Y un año después (marzo 2004) tuve ocasión de hablar con él. Me contaba que se sentía desgraciado. Porque ahora todos los problemas que tenía antes, estaban más o menos encauzados y solucionados (su hijo había dejado la droga y estaba casado, su situación laboral se había solucionado, los agobios económicos habían desaparecido en gran parte…). Pero ya no tenía paz en el alma, la conciencia le remordía continuamente: había dejado su trato con Dios, había dejado de ir a Misa incluso los domingos, había abandonado la confesión, trataba muy mal a su mujer, se dejaba llevar por el orgullo, la soberbia, el amor propio (son palabras suyas), le daba igual todo, se había vuelto pasota y desconfiado con todo el mundo.

      Reconocía que había echado por la borda un tesoro precioso que tuvo en sus manos hasta que dejó de ser de la Obra. Y ahora quería volver a encontrar la paz que antaño tenía y ahora no tiene.

Testimonios de   Soy numerario, tengo 45 años y llevo 30 en la Obra

Relacionados:

Opus Dei | Soy ex numeraria: el “adoctrinamiento” sobre la vocación

Opus Dei | Fidelidad a la vocación

Opus Dei | ¿Cómo discernir la vocación?

Opus Dei | ¿Vocación o lavado de cerebro?

Opus Dei | Testimonios sobre dejar la vocación al OpusDei

 

Fidelidad es felicidad
Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *