Experiencia de la mortificación corporal

Tengo 16 años y soy de un pueblo de la provincia de jaén.
Soy cristiano muy practicante.

Por muy curiosidad entre en una entrada de un buscador sobre la mortificación y entre en tu bloog (Por cierto muy interesante) y leí tus palabras sobre el tema.
En ellas leí que utilizabas las disciplinas y el cilicio.
Aunque soy joven he estado tentado de utilizarlas varias veces , unque nunca lo he hecho , primero por que no estaba del todo combencido , segundo por que no he tenido los medios necesarios.

Me gustaria que me contaras tu esperencia con los instrumentos de mortificacion.
Me gustaria que me detallaras mas o menos el dolor que producen las heridas y eso.
No creas que te lo pido por masoquismo.
Como te digo he estado tentado de utilizarlas.
Me gustaria ademas que me contaras los bienes espirituales recibidos por estas practicas.

Te agradezco de antamano tu informacion.
Un Saludo.

Sobre la mortificación he recibido varias preguntas. Muchas de ellas por el morbo que la mortificación lleva consigo.

Tengo que decirte que lo importante es hacerlo por amor a Jesucristo y no el dolor que producen. Claro que duelen, y mucho algunas veces, pero se hace por amor. Eso es lo importante.

Además, el espíritu del Opus Dei ayuda a vivir como un buen crsitiano en los pequeños detalles del trabajo de cada día, en las relaciones familiares, en los ratos de descanso.

Lo otro, las mortificaciones extraordinarias, son algo extraordinario en el Opus Dei. No son lo normal. Lo normal son los pequeños sacrificios hechos por amor: sonreir y escuchar a todos, preocuparnos por sus problemas, cumplir el horario de trabajo o estudio…

Si quieres saber más sobre el tema, te pongo otras preguntas respondidas:
Sentido de la mortificación y el sacrificio
¿Por qué buscar el dolor?
Cilicio y disciplinas
Mortificación en el Opus Dei: pinchos y látigos
Silas, el masoquista, y la mortificación corporal cristiana

Experiencia de la mortificación corporal
Vota esta noticia

Una idea sobre “Experiencia de la mortificación corporal

  1. La mortificación ha de hacerse,por pequeña que sea,siempre con receta del director espiritual,para que de esta forma no caigamos en el sabelotodismo ni en el “yo soy mas machote que nadie y me lleno el cuerpo de cilicios”
    La mortificacion se hace como penitencia y signo de unidad a Jesús en la Cruz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *