Estoy pensando hacerme numeraria del Opus Dei y quiero un consejo

Querido Antonio:

Lo primero es felicitarle por su blog y por su página web, ambas son fantásticas y son de gran utilidad para gente como yo.
Le escribo por que necesito un consejo, le voy a resumir un poco mi situación para que se haga una idea:
Me llamo Ana, tengo 20 años, desde los 3 he estado en un colegio de la Obra, a partir de 4 de primaria empecé a ir por un club, del que sin duda tengo recuerdos imborrales, ahora paso a 3 de carrera, y sigo llendo por un club, universitario; para estudiar y para acudir a los medios de formación.
Tengo familia que son de la Obra. He ido a numerosos campamentos y convivencias que las recuerdo con cariño, la ultima de ellas el Encuentro Mundial de las Familias que acudi con un grupo como voluntarias, ahí empece a notar que El Jefe me pedia algo mas, y desde entonces tengo un poco de miedo por que quiero hacer lo correcto. Yo creo que no doy el perfil de prototipo de numeraria, yo nunca he sido constante en mis rezos por ejemplo, y no se si en mi club le digo a mi directora esto que me esta pasando se lo tomara en serio o no…Pero este tema de la llamada es muy serio, yo la he sentido y tengo que dar una respuesta y necesito consejo…

No se si me he sabido explicar con claridad pero necesito que me ayude.
Le rogaria que no publicase mi email, y si lo hace que no se vea el nombre por favor.
Muchas gracias por su atencion.
Un saludo

PD: Espero su contestacion con impaciencia

Por favor, no me llames de usted, que he cumplido 23 años este mes.

Perdona el tiempo que he tardado en responderte. He estado hasta arriba de trabajo. Ahora tengo más de 50 preguntas sobre la Obra pendientes por responder.

Pueden haber pasado muchas cosas desde que me escribiste. Tal vez ya se te haya olvidado el tema, tal vez seas ya del Opus Dei, o quizá estés hecha un lío. Intentaré ayudarte.

Publico la pregunta -sin nobmre- porque puede ser muy útil para otras personas.

Comprendo perfectametne lo que me cuentas. A mí me pasó lo mismo.

A veces uno nota que el Jefe (Dios) le pide más. El momento depende de cada persona: unos cuando son adolescentes, otros cuando son jóvnes y otros más adelante. Los importante no es cuándo sea esa llamada -que es indudablemente lo que me describes en tu mail-, sino responder a lo que Jesús quiere de nosotros cuanto antes.

No se trata de ir a lo loco, sino de hablarlo con Jesús en la oración, hablarlo con algún sacerdote, pensarlo y lanzarse.

A mí me vino esa inquietud hace diez años. Cuando tenía trece. Pero yo tampoco soy “el típico numerario”. Cada uno es cada uno.

Cuando uno se lanza a hacer lo que Dios quiere llega una tranquilidad y una alegría que inunda el alma. Conforme pasa el tiempo algunas veces cuesta más y otras menos. Pero siempre estarás felicísma si haces la Voluntad de Dios y vives cerca de Él.

Dios tiene un plan para cada uno de nosotros, lo importante es descubrirlo y ponerlo por obra. Porque de eso depende nuestra felicidad terrena y eterna. (Sobre esto último puedes haber encontrado opiniones muy distintas a la mía en internet y en todos lados, porque uno tiende siempre a justificar sus errores e infidelidades: no se puede vivir con el peso de la conciencia continuamente agoviándote. Es necesario darse una explicación para excusar la debilidad o el egoísmo: la falta de amor, al fin y al cabo. En otro lugar de internet colaboré una vez para desmontar estos argumentos en contra de la fidelidad a la vocación, pero no es el caso).

No te olvides de que a la Virgen le pasó lo mismo cuando se le apareció el Arcángel: ese fue el momento de su vocación. ¿Y qué le pasó?: sintió miedo, como tú y como todo el mundo en esa situación. Tanta fue su trepidación interior, que se le notó exteriormente, y al Arcángel tuvo que decirle: “No temas María”. El miedo, la inquietud… todo eso que me cuentas, es buena señal.

¿Que no eres constante en tus rezos?, ¿y quién lo es? Las cosas cuestan: unas temporadas más, y otras menos. Pero eso no quiere decir que no se ame, o que uno no valga. Lo importante es que Dios te dará la ayuda necesaria para que hagas lo que te pide. Él nunca abandona.

También es importante considerar que hacen falta personas entregadas plenamente a Dios en meido del mundo, para ayudar a que muchos otros le conozcan y le amen. Y eso nadie lo hará tan bien como tú, si tú no lo haces. Lo que tu no hagas -lo que yo no haga- se quedará sin hacer.

Rezaré por tí, para que descubras lo que Dios te pide y te lances a ello por amor.

Más no puedo decirte, porque casi no te conozco. Creo que lo mejor que puedes hacer, para saber si tienes vocación de numeraria del Opus Dei, es hablarlo con alguien que te conozca a tí, y que conozca la vocación de numeraria. Como, por ejemplo, el sacerdote del centro por el que vayas, la directora o la que te da las charlas.

Otras preguntas que he respondido sobre la vocación las puedes encontrar en:
¿Cómo se nota la vocación?
La vocación: ¿un arrebato o una llamada?

También tienes un blog entero, en el que he colaborado, sobre la vocación: Opus Dei: vocación

Estoy pensando hacerme numeraria del Opus Dei y quiero un consejo
Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *