“Estoy en mi segunda oportunidad” dice Bosco Gutierrez

Hace años vi una entrevista al arquitecto mexicano Bosco Gutierrez. Me gusto mucho como otros que lo han visto. Sé que han hecho una nueva versión de los hechos. En él narraba los 275 días en los que estuvo secuestrado en una habitación de tres metros cuadrados. La semana pasada leía una entrevista suya en la que contestaba al sentido de aquella experiencia: “Fue como si Dios me hubiera llamado y, ya al borde de la muerte, yo le hubiera suplicado que me dejara vivir un poco más: Señor, soy joven, tengo 7 hijos muy chiquitos y a Gaby, mi esposa…En cierto modo, Él me contestó: Hijo, no te regresaré al vientre de tu madre, pero te dejaré 9 mese en este cuartito para que de tus recuerdos, tu inteligencia y tu pasado saques propósitos de cómo vas a vivir tu segunda oportunidad. Así fue: viví en un espacio de reflexión continua durante 9 meses, y ahora entiendo que estoy en mi segunda oportunidad. Al recordarlo, renuevo mi actitud de vida para corregir mis tendencias desordenadas hacia el orden verdadero que es Dios, en primer lugar; mi familia y demás círculos de gente, en segundo l ugar; y mi trabajo y ambiciones materiales, en tercer lugar” Esta es la consecuencia común a los que hemos estado en situaciones cercanas a la muerte: una segunda oportunidad que no debemos desaprovechar. No creo que sea necesario pasar por una situación extrema pero a los que la hemos vivido no se nos escapa este matiz. Las circuntancias nos han empujado. Sin embargo hay otras maneras más sencillas de replantearse la vida.

“Estoy en mi segunda oportunidad” dice Bosco Gutierrez
Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *