Encuentro la fe después de 45 años

…Y de repente,la Fé.Cuarenta y cinco años dando tumbos,cuanrenta y cinco años poniendo todo tipo de excusas estúpidas con tal de no enfrentarme a mi mismo,con tal de no asumir que no sólo es útil para uno trabajar mente y cuerpo sino que lo más propable es que sea útil para los demás.¡Tántos años de memeces!¡Tantos años de egoismo!…Y bastó que una tarde desviara unos metros mi ruta habitual para entrar en una sencilla parroquia de Barcelona.”Madre,perdoname,por favor ¡Desde crio no te he dicho nada¡No recuerdo ni una sola oración!…ni siquiera sé exactamente porqué estoy aquí…¡Glups,lo estoy pasando fatal porque todo el mundo a mi alrededor recita las oraciones al “dedillO” y yo aquí como un bobo mirandote!”.

De eso ya hace meses y aunque me queda un larguísimo camino por delante,os contaré un secreto: Me sentí extrordinariamente amado, querido, arropado, perdonado.Pensé:Es cierto todo aquello que me contaron de pequeñín.Ella,La Virgen,jamás deja de velar por nosotros.Ella cuida de los que ,hasta ahora,no hemos sabido encontrar nuestro camino.

carlos

 


Gracias por tu testimonio.

 

Rezo por ti.

Antonio.

Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *