En México, con los reclusos

Yo tengo una experiencia personal que platicar. Un sacerdote me invitó a que lo acompañara a celebrar la Misa al reclusorio de Santa Marta, donde están los condenados, en Navidad, el 25. Llevó unas “roscas de Reyes” a los presos; para mí fue una experiencia muy fuerte.

Recuerdo que cuando llegamos al penal de Santa Marta y nos tuvimos que inscribir para pasar lo que llaman “aduana”, había ahí dos sacerdotes. Les pregunté de qué congregación venían y me dijeron que del Opus Dei y que iban cotidianamente a la pastoral penitenciaria. Entonces… ¡Había dos sacerdotes del Opus Dei trabajando con los presos!, lo que es muy difícil.

Monseñor: ¿qué es ésto?, ¿en qué consiste la santificación en el trabajo, por el trabajo y para el trabajo?

-Hace unos días me contaron que a un chofer de minibus aquí en México, que pertenece al Opus Dei, le hicieron la misma pregunta y él contestó: “Yo procuro santificar mi trabajo, primero, manejando lo mejor posible. Segundo, tratando de vivir la paciencia en esta actividad que exige mucha para atender a los que van subiendo con el problema del “cambio”. Pues me tengo que ejercitar y lucho por ser paciente, porque creo que es lo que me pide Dios. Y procuro mantenerme en contacto con Dios mientras conduzco: le ofrezco mi trabajo y procuro rezar por la gente que sube al autobús conforme lo va haciendo, para ayudarles a través de la oración". En eso, así de sencillo, consiste santificar el trabajo o santificarse en el trabajo.

Entrevista de Roberto O´Farrill a Mons. Francisco Ugarte, Vicario Regional del Opus Dei en México. México D. F.; TV Canal 40, 13 de septiembre de 2004.

En México, con los reclusos
Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *