El que no ha pasado por situaciones difíciles no se conoce bien.

El que no ha pasado por situaciones difíciles no se conoce bien. Opus DeiAlgo parecido decía V. Frankl. Una de las cosas que hace el sufrimiento es volver nuestra mirada  hacia el interior, hacia nosotros mismos. Los enfermos dicen a menudo que lo peor de estar enfermo es que esa situación te hace centrarte en tí mismo. Se puede entender negativamente como ese conocido que enfermó gravemente y construyó su mundo al que sólo  tenía acceso su mujer.  Sus hijos casi no eran admitidos, sus amigos fueron excluidos. Lo hizo mucho más difícil…También se puede considerar desde otro punto de vista y vale lo que escribía S: Agustín: Dios quiere darnos algo, pero no puede porque nuestras manos están llenas. No tiene sitio en el que poner sus dadivas. La cruz, el dolor -podemos concluir- permite abrir un espacio a esos dones que cada uno debe descubrir.

Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *