El Opus es una “plataforma” muy buena para hacer algo positivo

Hola. Mi nombre es Belén, soy madre de tres hijos, trabajo y voy a la iglesia de Nuestra señora de la Visitación en Las Rozas.

Yo no soy miembro del Opus Dei, aunque tengo familia (una hermana de mi padre es supernumeraria y un hijo suyo es numerario de la obra y está en Navarra).

A lo largo de mi vida he pertenecido a diferentes grupos cristianos (entre ellos los Kikos), y después de una vida cristiana azarosa (he estado quince años sin ir a misa), he terminado convencida de que estar cerca de Dios es a lo que todo el mundo aspira aunque no lo sepa. No se puede desear otra cosa mejor porque no hay otra cosa mejor.

Yo no creo que en el Opus Deis me quisieran (aunque a uno le gusta ser querido, para qué nos vamos a engañar), y creo que mi confesor opinaría que no estoy preparada para pertenecer a vuestro grupo, ((ni mi situación personal es la más adecuada) (desgraciadamente mi marido no tiene ninguna vocación religiosa)). Quizá soy demasiado humilde o quizás soy sincera conmigo misma. Por mi experiencia en otros grupos católicos, veo que uno se equivoca de plano si se acerca a ellos para ver qué puede obtener, y no qué puede dar. Para mí ésa es la clave, y mientras uno no tenga esa aproximación, se pervertirá el sentido del grupo porque se convertirá en un mero club social.

Yo creo que Balaguer hizo algo muy bueno. Como toda institución regida por hombres tiene seguro brechas, fallos, pero el Opus, creo yo, es una gran oportunidad para hacer las cosas bien y para dar gracias a Dios. Quizá, cuando esté más madura como cristiana, me acerque a vosotros y llame a vuestra puerta, o quizá no. No lo sé. Pero de todas formas creo que hacéis una buena labor y tenéis una “plataforma” muy buena para hacer algo positivo. \u003c/font\>\u003c/p\>\n\n\u003cp\>\u003cfont size\u003d\”2\” face\u003d\”Arial\”\>\u003cspan style\u003d\”font-size:10.0pt;font-family:Arial\”\> \u003c/span\>\u003c/font\>\u003c/p\>\n\n\u003cp\>\u003cfont size\u003d\”2\” face\u003d\”Arial\”\>\u003cspan style\u003d\”font-size:10.0pt;font-family:Arial\”\>Un saludo. \u003c/span\>\u003c/font\>\u003c/p\>\n\n\u003c/div\>\n\n\u003c/div\>\n\n\n”,0] ); D([“ce”]); //–>

 

Un saludo.


Gracias por tu testimonio.
 
Antonio.
 
Relacionados:
 
 
 
 
 
 

 

Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *