El Marquesado de Peralta y otras historias

Hola, colgado de la Opus.

Me pongo a buscar si los del marquesado escribís Nuestro Padre con el nuestro en mayúsculas y bingo. La primera entrada es tuya cuando dices: "…frase que nos unió con Nuestro Padre y sabes me devolvió la…".
El Nuestro en mayúsculas lo utilizamos los católicos para hacer referencia a los que, por el bautismo, formamos parte del reino del único Rey y Señor.

Los del Marquesado no sois el cuerpo de Cristo. Ese vuestro Padre no es Nuestro Padre, el de los católicos.

¿Está clarito hereje de la Opus?

Y luego decís en vuestro catecismo que los que os critican lo hacen porque no son católicos. Ja, ja, ja.

Te revelaré un secreto. Pero no se lo digas a nadie: los del Opus, como tú dices -u Opus Dei, como yo digo-, también tenemos defectos y nos equivocamos. Aquí tienes un ejemplo de ello.

En efecto, he de confesarte que me equivoqué si puse "Nuestro Padre" para referirme a San Josemaría. Debería haberle llamado "nuestro Padre".

De todas formas, creo que esto no es para llamarme "hereje" sino más bien "humano", con defectos como todos.

Si fuese motivo este error para ser un hereje, no sé qué seríais vosotros. Porque yo también sé buscar y he encontrado en vuestra pág "de cuyo nombre no quiero acordarme", la siguiente frase: "Mi trato con dios es más fuerte que nunca". Cuidado con esas herejías ¿no?

Por cierto, si quieres saber más sobre el Marquesado, te recomiendo que busques en OpusDei: anti. Es una nueva página que supongo que te gustará.

Para los que no lo sabéis, el "Marquesado de Peralta" es un argumento -que ya está bastante pasado de moda- para meterse con la Obra.

Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *