El Código da Vinci (2)

D. Antonio: Perdona, pero ¿en quién crees que se basó el autor de "el Código da Vinci" para el personaje que aparece del Opus Dei? ¿Te has leído este libro?, por que yo creo que para poder opinar sobre esto debes de saber de qué estás hablando… Al igual que no se puede opinar sobre la rectitud moral de la película "Mar adentro" si no se ha visto, al menos eso pienso yo, ¿y tú qué opinas? Por cierto, quiero agradecerte esta página web que he descubierto hace poco; seguiremos en contacto. Muchas gracias, y espero la respuesta a estas preguntas en tu blog. No hace falta que me llames de don, me vas a hacer muy mayor. Aquí va la respuesta:
Yo también me pregunto en qué o quién se ha basado Dan Brown, para el personaje que aparece del Opus Dei: Silas. El monje asesino. Sé que existe una persona del Opus Dei en los Estados Unidos con ese nombre, pero ni es monje, ni es alto, ni es albino. Es un simpático hombre de color, bajito y algo regordete.
Que sea monje una persona del Opus Dei me llama la atención, porque en el Opus Dei no hay monjes. Somos cristianos corrientes, como cualquier otro de los que van a Misa en las iglesias. No vamos con hábito ni nada de eso. Supongo que Dan Brown lo habrá hecho para recalcar más que las personas del Opus Dei son cristianas y rezan. O para que la gente asocie al Descodificando a Da Vinci. (Si tienes tiempo, te recomiendo vivamente que lo leas entero).
Sobre si me he leído el libro, te responderé con un ejemplo: si tu madre –a quien tú quieres y debes mucho- quedase como una mujer de mala vida en un libro, ¿serías capaz de comprarlo?, ¿y de tenerlo en tu estantería?; ¿leerías todas las barbaridades que cuenta el libro sobre ella? Pues yo tampoco. Preferiría evitarme ese mal rato y dedicarme a defender la honra de mi madre.
Pues bien, en este libro se ataca la honra de mi madre: la Iglesia. Por ello, en lugar de dedicarme a sufrir mientras observo cómo es maltratada, prefiero que me cuenten brevemente en qué consisten los ataques, y esforzarme para que salga a la luz la verdad.
Tampoco quiero tener la actitud del que no quiere saber nada de las críticas. Me interesa conocerlas. Y reconozco que los cristianos hemos dejado mal a la Iglesia cuando hemos cometido errores: el Papa Juan Pablo II pidió perdón en nombre de toda la Iglesia por estos errores (eso sí que es un detalle para quitarse el sombrero). Pero, aunque haya errores, yo trararé de defender el honor de mi madre, como haría cualquier buen hijo.

Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *