Edad para iniciarse en internet

¿Cuál es la mejor edad para iniciarse en el ordenador y en Internet?
Por Paulino Castells e Ignasi de Bofarull


Ésta es una pregunta que se formulan muchos padres y educadores y de la que ha menudo no obtienen la respuesta adecuada. Aquí priva aquello de "cada maestrillo tiene su librillo" y cuesta encontrar un consenso entre progenitores y pedagogos. Por esta razón, proponemos un esquema que hemos elaborado con la ayuda de los datos que aporta la experta en informática Amelia San Millán, autora del aconsejable libro Cómo proteger a sus hijos en el ciberespacio.

2-3 años
– Los niños de estas edades deben aprender por observación cómo funcionan los diferentes elementos del ordenador y la red (la red es difícil de percibir aún) y comenzar a manejar los primeros CD-ROM.
– Es bueno marcar los primeros criterios que ayudan a distinguir la realidad virtual de la realidad real (aunque a esas edades la fantasía se mezcla continuamente con la realidad).
– Es imprescindible la presencia de padres o educadores.

4-7 años
– Los niños en esta franja de edad ya pueden ensayar, (en tanto que incipiente a los lectores), las primeras visitas a sitios de la red para su edad.
– Es bueno manejar con más precisión las nociones de realidad real y realidad virtual.
– Tambien está indicado iniciarles en las precauciones básicas de seguridad y en las maneras de la etiqueta (normas de uso aceptables de la red).

8-11 años
– Pueden consultar una enciclopedia, ir a la pagina del colegio, charlar con amigos y familiares.
– A esta edad se deben asumir las "normas de uso aceptable" de la red. Tiempo límite, cosas que se pueden hacer y otras que no. La etiqueta y la seguridad han de ser conocidas con cierta profundidad
– En ese sentido, es bueno responsabilizar al hijo y al alumno, dejándole navegar con cierta libertad según los criterios aceptados.
– Asimismo es el momento paralelamente de generar un clima de confianza que invite al hijo y al alumno a explicar a sus padres y educadores qué le ha sucedido en
la red. Será esta una forma de darle criterio y responsabilidad.

12-14 años
– A esta edad comenzarán a independizarse. Se conectarán fuera de casa y ya le pueden sacar todo el partido a la red. Hay que mantener el hilo educativo.
– Es bueno que estos adolescentes compartan con los padres y educadores algunos momentos para seguir aprendiendo.
– Deben aprender a respetar la etiqueta allí donde estén. Cuidar las normas de seguridad y asumir los criterios de uso austero y prudente de la red.
– Han de saber, pues, autolimitarse en el tiempo y calibrar los extraños que surjan en la red y las páginas negativas con que se tropiecen.
– En este sentido es bueno que conozcan la legislación básica y sepan qué son actividades lícitas e ilícitas. Que sepan qué es un hacker, un pirata, un acosador sexual, un spammer (y si lo saben, que escuchen el criterio del padre y del educador, no sólo el del amigo o del compañero de pupitre).
– Que conozcan los riesgos reales de dos de las aficiones más usuales en estos momentos: el chat (con sus riesgos) y los videojuegos en línea (con sus abusos respecto a horas de dedicación).

15-19 años
– En esta edad ya saben darle la vuelta a la red y, si han sido asiduos, ya conocen todos los secretos.
– Sigue siendo bueno compartir momentos en la red con ellos. Es difícil, pero si hay un clima de confianza, los padres y los educadores les deben enseñar cosas. En cualquier caso, ya están casi formados y ya sólo aceptan determinados consejos.
– Sin embargo, debe existir un compromiso familiar para respetar en casa unas normas de uso aceptable, una etiqueta, una seguridad, unos tiempos de conexión con sus límites y la responsabilidad de no meterse en líos y no entrar en páginas inapropiadas.
– Es la época de la primeras compras, del chateo constante. Hay que seguir dándoles criterios.
– También es el tiempo de cultivar la confianza como herramienta educativa. No sólo en la red, sino para después de ésta. Si hay receptividad explicará cosas y se le podrá dar orientación. Eso supone una mayor y más flexible disponibilidad por parte de padres y educadores.
– Esta época de paso de la adolescencia a la juventud, cuando se aproxima el momento de iniciar una carrera profesional y de pasar muchas horas fuera de la casa, es la adecuada para consolidar una conducta responsable y prudente en sus conexiones a la red en la biblioteca, la escuela, la facultad o el cibercafé.
– Es tiempo también de enseñar que la red no sólo es un instrumento de ocio, sino de estudio, trabajo, solidaridad y apertura a nuevas realidades sobre las cuales hay que estar informado.

Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *