Don Álvaro cuenta su experiencia vocacional

DON ALVARO CUENTA SU EXPERIENCIA VOCACIONAL

“-Como suele hacer con los que comienzan, junto a una profunda alegría espiritual, el Señor me regaló al principio un entusiasmo sensible por la vocación recibida. Al cabo de los meses, esta componente humana fue apagándose, dejando paso a una ilusión sobrenatural que ha de estar siempre en la raíz de nuestra perseverancia. Se lo comenté a San Josemaría, que me entendió perfectamente y tomó ocasión de esta confidencia mía para redactar unas consideraciones que pudieran servir a todos los hijos suyos”.

De ahí -reconocía- surgió el número 994 de Camino: “‘Se me ha pasado el entusiasmo’, me has escrito. -Tú no has de trabajar por entusiasmo, sino por Amor: con conciencia del deber, que es abnegación”.

Y don Alvaro sintetizaba en pocas líneas el significado profundo de la llamada divina y de la respuesta del hombre:

“-No es un estado de ánimo, ni depende de la salud, ni de la situación profesional o familiar en que uno se encuentre. Por encima del oleaje de la vida -con sus altos y bajos, con sus dolores y alegrías-, nuestra vocación divina brilla siempre como un lucero en la noche, señalando inequívocamente el rumbo de nuestro caminar hacia Dios. Esto es lo que cuenta, hijas e hijos míos. Esto es lo definitivo. Todo lo demás que pueda acaecernos, es transitorio. ¡No lo olvidéis nunca!” (Salvador Bernal: Apuntes de la vida de D. Alvaro)

Relacionados:

Opus Dei | Soy ex numeraria: el “adoctrinamiento” sobre la vocación

Opus Dei | Fidelidad a la vocación

Opus Dei | ¿Cómo discernir la vocación?

Opus Dei | ¿Vocación o lavado de cerebro?

Opus Dei | Testimonios sobre dejar la vocación al OpusDei

 

 

Don Álvaro cuenta su experiencia vocacional
Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *