Con las ideas “patas arriba”

Gracias por tu respuesta.
(y por el super título dramático que me has puesto, “Besos y abrazos prohibidos” je, je, parece el próximo superestreno culebrónico de Antena 3…)
 Ahora en serio, me parece comprensible lo que dices,es cierto que abrazar un ideal, elegir, tiene un mucho de compromiso y por tanto de renuncia.

Respecto a los libros y a su influencia, sigo pensando que es bueno hartarse a conocer realidades distintas ( desde el Sartre más radical hasta las visiones de Santa Teresa) aunque a veces nos dejen con nuestras ideas de toda la vida un poco patas arriba. No podremos estar orgullosos de nuestra moral inquebrantable, pero evolucionamos.
Cuídate y gracias por tu blog.

(Hace referencia al post ¿Besos y abrazos prohibidos?)

Estoy de acuerdo con lo primero que dices, pero no con lo segundo. Creo que no merece la pena arriesgarse a quedarse con las ideas patas arriba -como tú dices-, para satisfacer la curiosidad respecto a diversos autores, o para probar si nos afecta o no lo que dicen.

Pero cada uno es libre de hacer lo que quiera con su vida. Allá tú. Ya te he dicho lo que pensaba.

Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *