Cómo hacer un curso de retiro?

Me ha llegado una Guía para hacer un curso de retiro

Os copio información sobre este documento,  muy interesante, para poder hacer con aprovechamiento un curso de retiro.

Se puede descargar en Guía para hacer un curso de retiro


ÍNDICE.

INTRODUCCIÓN.    3
POR IR EMPEZANDO:    3
SI ES TU PRIMER CURSO DE RETIRO.    4
QUÉ COSAS IMPORTAN.    4
VIERNES POR LA NOCHE    5
SÁBADO POR LA MAÑANA    6
PUNTOS DE EXAMEN.    6
COSAS PARA HACER.    7
COSAS PARA LEER.    7
EXAMEN.    8
NOTAS PERSONALES.    9
SÁBADO AL MEDIODÍA    10
PUNTOS DE EXAMEN.    10
COSAS PARA HACER.    10
COSAS PARA LEER.    10
EXAMEN.    11
NOTAS PERSONALES.    12
SÁBADO POR LA TARDE.    13
PUNTOS DE EXAMEN.    13
COSAS PARA HACER.    14
COSAS PARA LEER.    14
EXAMEN.    14
COSAS PARA HACER.    15
NOTAS PERSONALES.    16
DOMINGO.    17
COSAS PARA HACER.    17
COSAS PARA LEER.    18
NOTAS PERSONALES.    18
MI  PLAN  DE  VIDA.    19
PROPÓSITOS “GORDOS”.    19
PROPÓSITOS “CHICOS”.    19

 


INTRODUCCIÓN.
POR IR EMPEZANDO:
Esta guía puede resultarte útil para hacer mejor el curso de retiro. Si quieres la sigues, si no, no. ¡Viva la libertad!

¿Te animas a seguir leyendo?… Vale. Entonces encontrarás temas para cada día, cosas que puedes hacer durante el retiro, textos de lectura y una lista de preguntas para examinarte.

¡Ah!.. El examen lo tienes que hacer tú a tu modo. Es muy importante el que hacemos todos juntos en el oratorio. Lo que aquí te sugiero son cosas relacionadas con las meditaciones que se van dando, para que no se te olvide algún tema. Pero tú también tienes que hablar con el Señor de otros asuntos que rondan por tu cabeza.

Si quieres puedes hacer varias listas, según se va indicando. Es importante que termines el curso de retiro con la agenda bien llena de ideas y propósitos. Si pasas bastante tiempo en el oratorio, habrás aprovechado muy bien tu curso de retiro anual. Pero, a veces, compensa irse a la sala de estar o dar una vuelta, para cambiar y airearse. En esos momentos puedes leer alguno de los libros o folletos que se señalan para ese momento, que están seleccionados según los temas de las meditaciones y charlas. De ahí sacarás también puntos para examinarte y propósitos. Por supuesto puedes cogerte cualquier otro libro que trate de cosas de la vida interior. Por ejemplo, una biografía del fundador de la Obra o lo que te parezca mejor. Si tienes dudas, pregunta al sacerdote o a tu preceptor.

Se me olvidaba: ¡No te agobies! Lo que quita la paz, no es de Dios. No se trata de torturarse buscando defectos, sino de convencerse de lo mucho que Dios te quiere e intentar corresponder.

No te olvides tampoco de que puedes aprovechar estos días para ayudar a otros a hacer el curso de retiro con tu ejemplo de piedad, recogimiento, silencio y aprovechamiento del tiempo.

Al final de cada apartado tienes unos espacios para apuntar las ideas interesantes, los propósitos. Son las Notas Personales. Después de repasarlos bien, los puedes apuntar en la libreta-agenda.

 

SI ES TU PRIMER CURSO DE RETIRO.
Un curso de retiro no son unos días en los que lo que se hace es rezar el Rosario, oír meditaciones, alguna charla, etc.; del mismo modo que un coche no es sólo un volante, más cuatro ruedas, más alguna puerta, etc.

De lo que se trata es que busques un encuentro más personal, más de tú a tú, con Dios; donde Él habla y escucha, y donde tú hablas y escuchas, con más facilidad. Las cosas que se hacen (meditaciones, charlas, etc.) son medios para que lo consigas.

Pero ¿qué es eso de un encuentro con Dios? El que lo ha tenido sabe  lo que es (y está al alcance de cualquiera que quiera). Y el que no lo ha tenido, es tan difícil de explicar…, como lo es decir a qué saben las espinacas. La única respuesta definitiva es pruébalo y verás. En resumen: se trata de que te conozcas y de que Le conozcas. ¡Qué salgas decidido con un propósito firme de servirle y amarle!

QUÉ COSAS IMPORTAN.
1.    Oratorio: Dios está físicamente allí. Es clave pasar muchos ratos, sin prisa, con Él, mirándole. Tú le miras y Él te mira.

2.    Silencio: No se trata de no hablar por no hablar, sino de no hablar porque estas hablando y dando vueltas a asuntos con Él. …Dios habla “bajito”.

3.    Libreta: Ayuda escribir mucho, pero mucho. ¿Se puede escribir en el oratorio? Se puede y, de hecho, lo lógico es que vayas rellenando la libreta en el oratorio, junto al Señor. Te sugiero estos tres apartados:
•    Ideas madres: oirás y leerás muchas cosas. Toma nota cada vez que veas algo con más claridad, o algo que te parece interesante.
•    Examen: todo lo que vayas reconociendo acerca de ti mismo, el examen que hagas, vete escribiéndolo.
•    Cosas para hablar despacio con el sacerdote: asuntos que nunca has aireado, preguntas, temas más profundos que puedan inquietarte.

Tienes la guía completa en Guía para hacer un curso de retiro

 


Relacionados:

 

Nuevo blog: En una administración del Opus Dei

Era un cafre, me convertí y pité de supernumerario

Retiros espirituales: calendario y coste

 

 

Cómo hacer un curso de retiro?
3 (60%) 2 votos

Una idea sobre “Cómo hacer un curso de retiro?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *