LIBERTAD RELIGIOSA

Con el inicio de un nuevo año, siempre se hace balance del pasado, y en ese balance se incluyen logros y pérdidas.
En lo que concierne a la libertad religiosa (recogida y amparada en nuestra Constitución), la situación no puede ser más deprimente en términos generales, y preocupantes en el caso de España, pues estamos ante un Gobierno que confunde los términos de “no confesional” con “anticonfesional”, y “laicidad” con “laicismo”, demostrando con las palabras y con los hechos, una actitud abiertamente hostil a la religión, especialmente a la religión católica.

La libertad religiosa significa que ninguna persona puede ser obligada a actuar contra su conciencia ni debe ser impedida de profesar su religión en privado y en público, lo cual debe ser garantizado por las instituciones públicas.

Como escribió Montesquieu en el “Espíritu de las leyes” (obra base del Estado de Derecho): “la libertad no consiste en hacer lo que se quiere, sino en poder hacer lo que se debe querer”, y ese “lo que se debe querer” es la verdad. Por eso un gobierno que no busca y vive la verdad, nunca podrá saber lo que es la libertad.

Que cada cual saque sus propias conclusiones.

Vota esta noticia
 

Semana Santa

A las puertas de la Semana Santa del 2007, parece que todo invita a la diversión, al descanso y a la evasión.

Las agencias de viaje ofrecen todo tipo de planes, a cuál más exótico. Los medios de comunicación ultiman sus crónicas políticas, para darse un respiro. Las cadenas televisivas retocan su programación, para atender este periodo vacacional.

 

Y entre unos y otros, parece que se nos olvida lo más importante de estos días: la Muerte y Resurrección de Jesucristo, acontecimiento sin precedentes para la humanidad, y que para los cristianos fundamenta nuestra vida.

El otro día preguntaba a un alumno por el sentido de la Semana Santa, y me decía que eran unos días de vacaciones previstos por el Ministerio de Educación, que unos pocos desaprovechaban acudiendo a las procesiones.

Estemos en la playa, en el campo o dando la vuelta al mundo, que sepamos dedicar un tiempo estos días, a lo que realmente merece nuestra atención.

¡Que tengamos una buena Semana Santa!

Vota esta noticia