SÍ A LA VIDA Y AL AMOR

A finales del mes del febrero, en la consulta del ginecólogo, un matrimonio recibió la noticia de que su quinto hijo, tiene el síndrome de Down. Además, a los pocos meses de su nacimiento, deberá ser operado de una grave lesión de corazón.
Esta noticia, que a muchos matrimonios les supondría tomar una drástica decisión, fue acogida con una gran paz, y lo que en un primer momento parecía una pesada losa, fue convirtiéndose en una serena y generosa aceptación .

Esa misma noche, transmitieron a sus hijos (el mayor de 11 años) la noticia, que fue recibida con emoción. Estos, al mirar a los ojos de sus padres, comprendieron que Alfonso (que así se llamará) será recibido con mucho cariño, por parte de todos y de cada uno.

Los que tenemos la suerte de contar con la amistad de esa familia, nos sentimos orgullosos de esa amistad, y nos vemos muy poca cosa ante su generosidad y grandeza de corazón.

Ante la mezquindad y visión hedonista de la vida, surge con radiante resplandor el emocionante ejemplo de esta familia (y tantas otras), que afirman con su vida diaria, un sí a la vida y al amor.

Vota esta noticia
 

LIBERTAD RELIGIOSA

Con el inicio de un nuevo año, siempre se hace balance del pasado, y en ese balance se incluyen logros y pérdidas.
En lo que concierne a la libertad religiosa (recogida y amparada en nuestra Constitución), la situación no puede ser más deprimente en términos generales, y preocupantes en el caso de España, pues estamos ante un Gobierno que confunde los términos de “no confesional” con “anticonfesional”, y “laicidad” con “laicismo”, demostrando con las palabras y con los hechos, una actitud abiertamente hostil a la religión, especialmente a la religión católica.

La libertad religiosa significa que ninguna persona puede ser obligada a actuar contra su conciencia ni debe ser impedida de profesar su religión en privado y en público, lo cual debe ser garantizado por las instituciones públicas.

Como escribió Montesquieu en el “Espíritu de las leyes” (obra base del Estado de Derecho): “la libertad no consiste en hacer lo que se quiere, sino en poder hacer lo que se debe querer”, y ese “lo que se debe querer” es la verdad. Por eso un gobierno que no busca y vive la verdad, nunca podrá saber lo que es la libertad.

Que cada cual saque sus propias conclusiones.

Vota esta noticia
 

CONSUMISMO DESCONTROLADO

Es incuestionable que nuestra sociedad se encuentra abocada a un consumismo creciente, que en estas fiestas navideñas se ha visto incrementado de manera notable. Tan es así, que en la misma mañana del día de Reyes, podías ver en los contenedores juguetes y objetos tirados, bien por haber sido estropeados al poco tiempo de sacarlos de su envoltorio, bien por no ser del gusto del que lo recibió.
Quizá esto último pudiera parecer algo exagerado, pero el hecho se queda pequeño ante la realidad que vivimos día a día.

Lo preocupante no es ya la sensación compulsiva de comprar en los adultos, sino que esta sensación se ha transmitido a los más jóvenes, que atrapados en su proceso educativo de autodominio y autocontrol, no tienen los mínimos resortes para afrontar esta situación.

Los comercios utilizan todo tipo de reclamos para conseguir la atención de los consumidores: día de la madre, del tío, del vecino o de la mascota; temporadas de rebajas reales o figuradas; ofertas de dos por uno, regalos por comprar lo que sea, por ser el cliente número 100; llevar los productos a tu casa o al trabajo; poner tu fotografía en el establecimiento por ser un buen cliente, darte una vuelta en limosina por el barrio, etc.

Como dijo el clásico lo importante no es “tener” sino “ser”, pero parece que en el siglo XXI el criterio dominante es otro.

Vota esta noticia
 

SALUD, DINERO Y AMOR

En estos primeros días del nuevo año, es normal que todos nos deseemos lo mejor, y que se cumplan los buenos deseos que cada cual tiene.

Tanto en las emisoras de radio como en las cadenas de televisión, los presentadores aprovechan para desear a su audiencia que consigan muchos premios, que mejoren su salud, que hagan viajes a países exóticos, etc. Por supuesto que estos deseos son bien intencionados, pero la realidad es que quien se plantea un año en la mera consecución de estos objetivos, tiene una visión un tanto raquítica y material de su vida.

Todos podemos nombrar a muchas personas que a pesar de no tener unos ingresos económicos elevados, son muy felices. De la misma forma, también conocemos a personas con una delicada salud, pero que el estar en su compañía resulta muy reconfortante, por la serenidad y alegría que transmiten.

En cambio, en lo que estamos todos de acuerdo, es que una persona sin amor no puede ser feliz. El amor, en todas y cada una de sus vertientes, es necesario para la persona. Cuando uno acude a una residencia de ancianos, y se acerca a una persona que está sola en una esquina y se pone a hablar con ella, enseguida nota que lo pide no es dinero o más salud, sino que te pide con la mirada y con la palabra, un poco de amor.

Vota esta noticia
 

Educación del carácter

Es obvio que cada cual tiene su propia personalidad, la cual responde a una combinación de temperamento y de carácter, siendo este último el que obedece a una serie de influencias, de tipo familiar, social, cultural, etc.

Si diferenciamos a unas personas por su buen o mal carácter, resulta patente que interesa sobremanera, poner esfuerzo en la educación del carácter, ya que este marcará notablemente a la persona.

Hoy día, parece que los padres sólo conceden importancia al desarrollo intelectual de sus hijos, preocupándose exclusivamente por las notas conseguidas, y esto es un peligroso error, ya que la formación de los hijos, debe incluir todas sus dimensiones.

A los hijos se les debe ayudar en la formación de unos hábitos sólidos y bien arraigados, que les ayuden a ser personas de criterio, que toman sus propias decisiones, evitando que otros las tomen por ellos.

Es verdad que la sociedad necesita grandes intelectuales y excelentes profesionales, pero necesita mucho más a buenas personas.

Vota esta noticia
 

DEMOCRACIA, MORAL Y BIEN COMÚN

Suele suceder que con el término “democracia”, se alude equivocadamente al principio rector de la moral de los ciudadanos. Es más, también sucede que algún régimen que se autoproclama democrático, esconde un peligroso germen de autoritarismo, que se refleja –entre otras cosas- en utilizar el Parlamento para usos partidistas.
Esta forma de actuar, procede de una visión laicista y relativista, que en lugar de convivir con otras formas de pensar, no toleran (aunque repitan con frecuencia la palabra “tolerancia”) a quienes tienen otra postura en la sociedad, para lo cual no dudan en emplear métodos sectarios y excluyentes.

Donde más se refleja este sectarismo es en la educación y en la libertad de la práctica religiosa en la vida pública, para lo cual no dudan en utilizar todos los resortes que el positivismo jurídico (doctrina que no reconoce la existencia de principios éticos) pone en sus manos, pero no podemos olvidar que este positivismo jurídico es la antesala del totalitarismo.

No podemos olvidar que la autoridad está al servicio del bien común, es decir que los representantes elegidos por los ciudadanos, deben procurar conseguir las mejores condiciones de la vida social, para que esos ciudadanos puedan alcanzar su desarrollo más pleno, mediante la salvaguarda de sus derechos.

Si pensamos en la actual situación de España, lamentablemente comprobamos que democracia, moral y bien común, son términos difusos y poco practicados por parte de nuestros gobernantes.

Vota esta noticia
 

FAMILIA Y SOCIEDAD

A pesar de las dificultades con las que se enfrenta, la familia sigue siendo hoy por hoy el lugar fundamental y básico para la inmensa mayoría de las personas.

La familia es el mejor lugar para vivir y para convivir, para amar y ser amado. Es el mejor y más confortable hospital, donde los enfermos son atendidos con más atención y cariño. Como dicen los expertos en cuidados paliativos: prácticamente ningún enfermo terminal pediría la eutanasia si es atendido por su familia y por profesionales de la medicina.

Es el mayor orfanato del mundo, donde los niños crecen y se desarrollan con lo más necesario para ellos: el amor de sus padres.

Es la oficina de paro más eficaz, pues ninguna institución contribuye con tal eficacia y garantía.

Es la mayor y mejor residencia de ancianos, donde las personas de la tercera edad se sienten útiles y queridas.

Es la mayor ONG, donde cada uno es apreciado por lo que “es”, no por lo que “tiene”.

Enhorabuena a todos lo que hacen de la familia el fin de sus anhelos y esfuerzos, día a día. Resulta muy esperanzador comprobar, que son mayoría los que viven y transmiten a la sociedad esta gozosa realidad.

Vota esta noticia
 

Vivir para los demás

La frase de Einstein: “solo una vida vivida por los demás merece la pena ser vivida”, nos puede servir para reflexionar sobre la actitud de los demás y la nuestra propia.
Por un lado, resulta fácil traer a nuestra memoria personas conocidas, por haber dedicado su tiempo y su vida a los demás. También conocemos, cada uno en nuestro ámbito, personas que se dedican con generosidad a ayudar a los que tienen a su lado.

La felicidad se aleja de nosotros, cuando la perseguimos egoístamente, en cambio se nos acerca, cuando dedicamos nuestro tiempo y nuestra mejor sonrisa, a los que nos rodean.

Si cada día pensamos un poquito más en los demás, y un poquito menos en nosotros mismos, podemos estar seguros que estamos contribuyendo, a que nuestra sociedad esté siendo más humana.

Vota esta noticia
 

GLOBALIDAD Y SOLIDARIDAD

Vivimos en un mundo tan global, que nos enteramos en tiempo real de lo sucedido a 10.000 km de nuestra casa, pero en cambio pueden pasar semanas sin saber que al vecino de arriba le han operado de apendicitis. Podemos conmovernos ante la imagen de un niño desamparado por la última riada en un país centroamericano, pero ni miramos a la cara al pobre que nos pide una limosna en la calle.

Despreciamos los programas del corazón, donde se habla sin recato de las intimidades personales, pero en cambio aprovechamos el descanso de media mañana en el trabajo, para difundir los últimos chismes que se comentan de fulanito.

Si de verdad queremos ser solidarios, empecemos por serlo con los que tenemos más cerca, de lo contrario estaremos viviendo una triste ficción.

Vota esta noticia
 

Semana Santa

A las puertas de la Semana Santa del 2007, parece que todo invita a la diversión, al descanso y a la evasión.

Las agencias de viaje ofrecen todo tipo de planes, a cuál más exótico. Los medios de comunicación ultiman sus crónicas políticas, para darse un respiro. Las cadenas televisivas retocan su programación, para atender este periodo vacacional.

 

Y entre unos y otros, parece que se nos olvida lo más importante de estos días: la Muerte y Resurrección de Jesucristo, acontecimiento sin precedentes para la humanidad, y que para los cristianos fundamenta nuestra vida.

El otro día preguntaba a un alumno por el sentido de la Semana Santa, y me decía que eran unos días de vacaciones previstos por el Ministerio de Educación, que unos pocos desaprovechaban acudiendo a las procesiones.

Estemos en la playa, en el campo o dando la vuelta al mundo, que sepamos dedicar un tiempo estos días, a lo que realmente merece nuestra atención.

¡Que tengamos una buena Semana Santa!

Vota esta noticia