Rimas de Bequer

Rimas de Bécquer

Como se arranca el hierro de una herida
Yo me he asomado a las profundas simas
En la clave del arco ruinoso
¡Los suspiros son aire y van al aire!
Las ondas tienen vaga armonía,
Fatigada del baile,
Voy contra mi interés al confesarlo;
¿Quieres que de ese néctar delicioso
Entre el discorde estruendo de la orgía
Como en un libro abierto
Yo sé un himno gigante y extraño
Lo que el salvaje que con torpe mano
Del salón en el ángulo oscuro,
Alguna vez la encuentro por el mundo
Saeta que voladora
Cuando me lo contaron sentí el frío
Yo sé cuál el objeto
¡Qué hermoso es ver el día
¿Cómo vive esa rosa que has prendido
Hoy como ayer, mañana como hoy
¿Qué es poesía?, dices mientras clavas
Por una mirada, un mundo,
¿Será verdad que cuando toca el sueño
Las ropas desceñidas,
Tú eras el huracán y yo la alta
Cuando miro el azul horizonte
Tu pupila es azul y cuando ríes
Antes que tú me moriré: escondido
Cuando en la noche te envuelven
Besa el aura que gime blandamente
Nuestra pasión fue un trágico sainete
Este armazón de huesos y pellejo
Dos rojas lenguas de fuego
Dejé la luz a un lado y en el borde
Olas gigantes que os rompéis bramando
Cuando volvemos las fugaces horas
Sabe si alguna vez tus labios rojos
Volverán las oscuras golondrinas
Asomaba a sus ojos una lágrima
No digáis que agotado su tesoro,
Mi vida es un erial,
Sacudimiento extraño
Si al mecer las azules campanillas
Dices que tienes corazón, y sólo
Al ver mis horas de fiebre
Los invisibles átomos del aire
Llegó la noche y no encontré un asilo,
Fingiendo realidades
Al brillar un relámpago nacemos
Hoy la tierra y los cielos me sonríen,
-Yo soy ardiente, yo soy morena,
Cuando sobre el pecho inclinas
Sobre la falda tenía
Si de nuestros agravios en un libro
Una mujer me ha envenenado el alma,
Primero es un albor trémulo y vago,
Como la brisa que la sangre orea
No sé lo que he soñado
Cuando entre la sombra oscura
¡Cuántas veces al pie de las musgosas
Cendal flotante de leve bruma,
Espíritu sin nombre,
Despierta tiemblo al mirarte,
Como guarda el avaro su tesoro,
Cruza callada y son sus movimientos
Su mano entre mis manos,
¿De dónde vengo…? El más horrible y áspero
Como enjambre de abejas irritadas,
Es cuestión de palabras y no obstante
De lo poco de vida que me resta
Cerraron sus ojos
Te vi un punto y flotando ante mis ojos
Pasaba arrolladora en su hermosura
En la imponente nave
¿A qué me lo decís? Lo sé: es mudable,
No dormía; vagaba en ese limbo
Me ha herido recatándose en las sombras,
¡No me admiró tu olvido! Aunque de un día
Porque son, niña, tus ojos

Link: http://www.dudasytextos.com/ftp4/Rimas_Becquer.pdb

Rimas de Bequer
5 (100%) 1 voto
 

El licenciado vidriera – Cervantes

Link: http://www.dudasytextos.com/ftp4/Cervantes-LicenciadoVidriera.pdb

Vota esta noticia
 

Antología Poética

Antología poética

ÍNDICE
Romances Anónimos
– Romance del cautivo
– Romance del conde Arnaldos
– Romance de Abenámar
– Rey don Sancho…
Marqués de Santillana
Iñigo López de Mendoza (1398-1458)
– Serranilla VI (La vaquera de la Finojosa)
Juan del Encina (¿1469?-¿1529?)
–No te tardes
–Las cosas que deseamos
Jorge Manrique (1440-1479)
– Coplas a la muerte de su padre:
    Parte I (I-XIV) Reflexiones sobre la vida
   Parte II (XV-XXIV) Ubi sunt?
   Parte III (XXV-XL) Elogio a su padre y diálogo con la Muerte
Garcilaso de la Vega (1501-1536)
– Soneto X ¡Oh dulces prendas, por mi mal halladas!
–Soneto XXIII En tanto que de rosa y azucena
–Soneto XI Hermosas ninfas que, en el río metidas
–A Dafne ya los brazos le crecían
–Estoy continuo en lágrimas bañado.
Santa Teresa de Jesús (1515-1582)
– Nada te turbe
–Vivo sin vivir en mí
Fray Luis de León (1527-1591)
– Al salir de la cárcel
–Oda a la vida retirada
–Noche serena
–Oda a Francisco Salinas
San Juan de la Cruz (1542-1591)
– La noche oscura
–Llama de amor viva
–Cántico espiritual
–Coplas a lo divino
Luis de Góngora y Argote (1561-1627)
– Mientras por competir
–De un caminante enfermo que se enamoró donde fue hospedado
–La dulce boca
Lope de Vega (1562-1635)
– Desmayarse, atreverse
–Rimas humanas CXCI
–¿Qué tengo yo que mi amistad procuras?
–Pastor que con tus silvos amorosos
–A una calavera.
–Dulce desdén
–Un soneto me manda hacer Violante.
–Soledades
Anónimo
– Soneto a Cristo crucificado
Calderón de la Barca (1600-1681)
– Cuentan de un sabio, que un día
–Monólogo de Segismundo (La vida es sueño)
Francisco de Quevedo (1580-1645)
– Don Dinero
–A una nariz
–Amor constante más allá de la muerte
–Miré los muros de la patria mía
–Conoce la diligencia con que se acerca la muerte
–Ah de la vida, ¿nadie me responde?
–Fue sueño ayer; mañana será tierra
–Al mosquito de la trompetilla.
Tomás de Iriarte
– La ignorancia es atrevida
Espronceda (1808-1842)
– Canción del pirata
–Canto a Teresa
Bécquer (1836-1870)
– ¿Qué es poesía?
–Volverán las oscuras golondrinas
–¡Los suspiros son aire y van al aire!
–Del salón en el ángulo oscuro,
–Por una mirada, un mundo,
–Yo soy ardiente, yo soy morena
–Al brillar un relámpago nacemos
–Hoy la tierra y los cielos me sonríen
–No digáis que agotado su tesoro
–Porque son, niña, tus ojos
–Yo me he asomado a las profundas simas
–Por una mirada
Pablo Neruda
– Poema 20. Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Pedro Salinas
–Perdóname por ir así buscándote
–Como me vas a explicar
–Si me llamaras, sí
–Para vivir no quiero
Gerardo Diego
–Brindis
–Romance del Duero
–El ciprés de Silos
Miguel Hernández
– Elegía a Ramón Sijé
Rafael Alberti
–El mar, la mar
–Si mi voz muriera en tierra
–Se equivocó la paloma
–Elegía
Antonio Machado
–A un olmo seco.
–Retrato
–Yo voy soñando caminos
–Caminante son tus huellas
Federico García Lorca
–Romance sonámbulo
–Romance de la luna, luna
Juan Ramón Jiménez
–El viaje definitivo
–La carbonerilla quemada
–El mar lejano
–Poesía pura
–Intelijencia
Rubén Darío
– Sonatina
– A Margarita Debayle
Rosalía de Castro
– Dicen que no hablan
Miguel D'Ors
– Es una cosa extraña
– Es doloroso estar tras el poema…
– Por una muerte
– Las tres cantigas
– Ciudad en mí (Santiago)
– Se está apagando el fuego
– Cerca del fuego
– The end
– Donde el poeta se despide definitivamente del cotarro
– Raro asunto
– Alalá
– Lecciones de historia (La larga marcha hacia ninguna parte)
– Toda la verdad sobre Juan Pablo II

Link: http://www.dudasytextos.com/ftp5/AntologiaPoetica.pdb

Vota esta noticia
 

Romancero Viejo

El Romancero Viejo
 
1.             El Romance del Prisionero
2.             Fontefrida, Fontefrida
3.             El infante (conde) Arnaldos
4.             Romance de doña Alda
5.             Romance de la mora Moraima
6.             Romance de Álora la bien cercada
7.             La mañana de San Juan
8.             Romance de Abenámar y el rey don Juan
9.             ¡Ay!, un galán de esta villa
10.         La misa de amor
11.         Yo me levantara, madre…
12.         Dos Romances sobre el Cid y Doña Ximena
13.         Romances de las gestas del Cid
13.1 La Jura de Santa Gadea
13.2 De cómo el Campeador envió a buscar su mujer
13.3 Mensaje de Alvar Fañez y perdón del Cid
13.4 El desafío de los Infantes de Carrión
14.         Romances sobre la invasión islámica
14. 1 Los presagios
14.2 La venganza de don Julián
14.3 Seducción de la Cava
14.4 La derrota de don Rodrigo
14.5 La penitencia de don Rodrigo
15.         Romances de los Paladines de Francia
15.1 Domingo era de Ramos

Link: http://www.dudasytextos.com/ftp4/RomanceroViejo.pdb

Vota esta noticia
 

El Lazarillo de Tormes

El Lazarillo de Tormes

(Anónimo)
 
Prólogo
Tratado primero: Cuenta Lázaro su vida y cuyo hijo fue
Tratado segundo: Cómo Lázaro se asentó con un clérigo, y de las cosas que con él pasó
Tratado tercero: Cómo Lázaro se asentó con un escudero, y de lo que le acaesció con él
Tratado cuarto: Cómo Lázaro se asentó con un fraile de la merced, y de lo que le acaesció con él.
Tratado quinto: Cómo Lázaro se asentó con un buldero, y de las cosas que con él pasó
Tratado sexto: Cómo Lázaro se asentó con un capellán, y lo que con él pasó
Tratado séptimo: Cómo Lázaro se asentó con un alguacil, y de lo que le acaesció con él

Link: http://www.dudasytextos.com/ftp4/LazarilloTormes.pdb

Vota esta noticia