Cambios y aficiones

Después de visitar varios blogs, he visto que la plantilla que seleccioné está bastante extendida, así que he decidido, una vez más, volver a los colores azules que en su día escogí. Es mi color favorito. La verdad es que también es una pequeña excusa para escribir algo. De pensar en voz alta, estoy sólo ahora en la oficina pues es el momento para la comida, y trascribirlo aquí.
Me vienen un montón de temas y de historias a contar. Comentaré algún día, más detenidamente, lo que ha sido una parte importante de mi tiempo en estos últimos años, hasta este verano pasado: entrenar un equipo de fútbol sala en competición nacional. ¡Apasionante! Sí que es solitaria la vida del entrenador, jajajaja. Te tienes que “pegar” con todos, animar a todos cuando se pierde y a tí nada. Por mucho que busqué en El Corte Inglés, en ninguna de sus plantas había ánimo para entrenadores. Sigo vinculado al Club pero realizando otras tareas, también tengo un blog sobre lo que se hace allí, está puesto el enlace. Hay muchas anécdotas que iré contando, alguna increiblemente graciosa, como la que nos pasó en Elche (Alicante), el año que ascendimos de categoría.
En el deporte hay muchas cosas que se pueden trasladar a la vida: esfuerzo, sacrificio, superación, humildad, reconocer dónde nos equivocamos (sobre todo cuando perdemos varios partidos seguidos), etc., etc., etc. Prometo un escrito que será lucha y deporte, o algo así, ya llevo dándole vueltas al tema un par de días. De momento, coloco está fotico en la que aparece mi amigo Joan (el que lleva la camiseta de España, con el número 6), en un partido que jugaban contra Italia, acabo de hablar con él y me da su “permiso”. ¡Qué buen tipo es!, Ya le he liado para que venga un día al colegio donde colaboro también en la práctica de este deporte.
Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *