Boletín especial sobre la vocación al Opus Dei

Buenos días, un Saludo desde Costa Rica. Soy una joven
médico, tengo 29 años y conocí la obra en el 2005.
Desearía que me enviara nuevamente la información
sobre vocación, ya que no he podido accesarla.

Muchas Gracias!!


Este mensaje hace referencia a un boletín titulado “especial sobre la vocación al Opus Dei, que fue enviado hace un tiempo a todos los que se han suscrito a esta web.

Copio parte de aquél boletín:

Querido, x:

Como muchos de los lectores de www.opusdeialdia.es habéis pedido haceros del Opus Dei, o habéis preguntado sobre la vocación a la Obra, mando una recopilación de información sobre este tema. Incluyo información que me habéis mandado algunos de vosotros, junto con otra que he ido recopilando.

Si os parece oportuno, podéis difundirla entre vuestros amigos y conocidos (es tan sencillo como re-enviar este mail a todos vuestros contactos).

A los que tenéis páginas web o blogs, aprovecho para animaros a poner enlaces a www.opusdeialdia.es en vuestras páginas. Así, más gente conocerá esta pequeña web que surgió hace menos de un año y está todavía naciendo.

¿Qué edad, qué condiciones, etc., se requieren para entregarse a Dios en la Prelatura del Opus Dei?

¿Cuál es la edad habitual de incorporación al Opus Dei?

¿Hay votos en el Opus Dei?

Si una persona desea ser del OpusDei, ¿qué pasos debe seguir, desde el punto de vista jurídico?

¿Cómo llega una persona a esa decisión de entrega a Dios en el OpusDei?

Cuando una persona decide pedir la admisión en el Opus Dei, ¿qué sucede?

¿Qué se hace durante ese tiempo de espera?

¿En qué se ayuda especialmente a las personas que han pedido la admisión?

¿Y si se comprueba que no tiene vocación para el OpusDei?

¿Si alguien tiene vocación al Opus Dei y se le dice que está admitido, es algo jurídico?

¿Por qué y para qué tanta espera?

¿Cómo se hace ese contrato de vinculación al OpusDei?

¿A qué se compromete el OpusDei?

¿Y a qué se compromete con ese contrato la mujer o el hombre que desea ser del Opus Dei ?

¿Cuánto dura ese contrato?

¿Y al cabo de ese año? ¿Y si uno no renueva la entrega?

¿Cuándo se puede incorporar una persona para toda la vida en el OpusDei?

Renovar el amor

Por parte de la Prelatura, ¿quien va concediendo, quien va dando esos sí y esos no?


A continuación copio el índice de un libro que os recomiendo sobre la vocación o la llamada de Dios. Está escrito por Alfonso Aguiló. 

0. Introducción

1. El encuentro con la verdad sobre uno mismo

2. Palabras que hieren

3. Cómo acertar

4. ¿Dejarse aconsejar?

5. Casualidades

6. Capacidad de escucha

7. Detalles que a otros pasan inadvertidos

8. ¿Se me tiene que haber ocurrido a mí?

9. Un encuentro fortuito

10. Dios habla bajito

11. Darse por enterado

12. Así me hice cura

13. El joven rico

14. Superar el miedo

15. Mañana, mañana

16. Cambiar los propios planes

17. Perderlo todo

18. ¿Perder la libertad?

19. La sencilla palabra sí

20. La persecución de los bien intencionados

21. Dar la cara cuando no resulta fácil

22. Ser tomados por locos

23. La fuerza de la fe

24. La forja de una vocación

25. La vida a una carta

26. ¿Demasiado joven?

27. Demasiado pronto

28. ¿Es necesario ser célibe?

29. Las propias limitaciones

30. Hay otros mejor preparados

31. La duda sobre las propias cualidades

32. Nunca lo había pensado

33. Dejar pasar el tiempo

34. ¿Seré capaz de perseverar?

35. Veo que algunos han fracasado

36. ¿Es un camino cerrado?

37. A contraola

38. La noche oscura

39. ¿No es una lucha extenuante durante toda la vida?

40. El hijo pródigo

41. ¿Mi hijo Tomás, un simple fraile?

42. El hijo del pobre alguacil de Riese

43. Cuatro hijos sacerdotes

44. A él le debo la vocación

45. Hijos demasiados místicos

46. Es todavía un niño

47. Una incomprensión inicial

48. Dar la vida

49. Ponerse en marcha

La introducción de libro dice:

     LA LLAMADA DE DIOS
    
      Anécdotas, relatos y reflexiones sobre la vocación
      
       
       Vocación no es algo que tienen algunos, sino todos. La vocación es el encuentro con la verdad sobre uno mismo. Un encuentro que proporciona una inspiración básica en la vida, de la que nace el compromiso, el cometido principal que cada persona tiene, y que quien es creyente percibe como los planes de Dios para él.
      
       Por eso, saber cuál es nuestra misión en la vida es la cuestión más importante que debemos plantearnos cada uno, y que podemos plantear a quienes queremos ayudar a vivir con acierto.
      
       Dios busca la felicidad del hombre, y la vocación es el descubrimiento de ese designio y ese plan que Dios ha previsto para que cada uno alcance la máxima realización personal. La vocación es como el reto que nos plantea nuestra vida. Es una nueva luz, un acontecimiento que nos da una nueva visión de la vida, y la llena de sentido.
      
       A través de relatos, ejemplos y anécdotas de la vida cotidiana y de la historia de los santos, en estas páginas se ofrecen algunas ideas sobre cómo conocer cada vez mejor ese designio de Dios y sobre cómo incorporarlo a nuestra vida. Mediante un diálogo con el lector, se abordan las principales dudas y cuestiones que se plantean en torno a esa gran pregunta del hombre que es la vocación, un enigma que a cada uno toca descifrar.

Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *