Aparición de San Josemaría Escrivá en el Camino de Santiago

A continuación copio un mail que me ha llegado. Es un comentario al post Conocí el Opus Dei en el Camino de Santiago:

Me llamo Enrique Sanchez Arce. Soy de Mexico, y hace dos años (del 15 de junio al 15 de julio) hice el Camino de Santiago desde Ronsesvalles hasta Santiago, con un grupo de italianos, donde surgio una amistad bonita y entrañable.

Yo que tenia un interes historico viajé de Mexico ha España con ese fin. 6 años planeando mi viaje. Poco a poco lo cultural se trasformo en mágico y espiritual. En los larguísimos recorridos, por los caminos de el Camino francés (en el que iba yo), pasaban hasta una y dos horas en las que iba solo y reflexionando.

De vez en vez algun peregrino de algun país: inglés, francés, japones, noruego, español, me daba alcance y me deseaba buen camino. En esos trayectos sin duda senti la presencia de Dios que me acompañaba, con el cual podia hablar y sabia que me estaba escuchando. La tranquilidad y la paz que nunca he tenido en toda mi vida.

Al final de mi viaje en los ultimos dos o tres días, pasé por un parque en el cual anunciban un libro escrito sobre el Camino y los peregrinos, sobre un hombre que también habia realizado el Camino. En la foto aparecía un hombre con aspecto amable y tranquilo y el esbozo de una sonrisa franca, no puse mucha atencion en el cartel y seguí mi camino. Poco tiempo después entrabamos a un pueblo, una pequeña capilla nos recibía. En la entrada se encontraba el hombre del cartel. Si algo me aprecio es de ser buen fisonomista. Y nos daba la bienvenida, era el parroco del lugar, nos pedia nuestro nombre. Y en una mesa estaban un joven y una señorita apuntando la procedencia de los visitantes: mis dos amigos italianos, y yo.

Al preguntarme de que lugar venia, se lleno de júbilo y empezo hacerme una serie de preguntas sobre el Camino. Cada respuesta que daba la recalcaba a los muchachos. Mis amigos se habian salido de la capilla. Él me explico sobre una Virgen que se habia auto mutilado sacándose los ojos y que se encontraba en un retablo. También la de un Cristo que extiende la mano a un crusificado, me decia mirarlo aún en su dolor de estar crusificado nos extiende la mano para ayudarno. Es una imagen que existe única en el mundo, repuso, yo tome una foto y la guardo conmigo siempre.

Han pasado unos 20 minutos o mas, me ha dicho hoy llega un paisano tuyo de Mexico y llega en la tarde en el tren de Pamplona, me invitó a quedarme ha comer con ellos, que seria un privilegio si los acompaño, yo doy las gracias pero insisto que me tengo que ir, él medice que sabe que no me puedo quedar y que tengo prisa pero que le dio mucho gusto haberme conocido, me estrecha la mano con un cordial y afectuso saludo. Mis amigos se encuentran desesperados tomando una cerveza, casi enfrente de la capilla.

Entramos alpueblo. Mas bien es una ciudad y es cerca de los famosos pulpos de Ezequiel. Seguimos el camino y cerca de las dos o tres de la tarde, pasamos por un nicho donde dice algo que un ingles no terminó el camino faltando creo que 100 kilometros, no recuerdo bien, pero es el tercera placa en el camino que recuerdo de gente fallecida. En ese nicho estaban veladoras y imagenes de santos, y la gente paraba hacer una oracion por el inglés, fue cuando vi una foto del mismo cartel que habia visto en la mañana el del escritor del libro y el parroco con el cual había platicado por la mañana. Por curiosidad la tomé y la guardé entre mis ropas.

Fue llegando a Mexico un mes despues que la saque dentro de mis cosas y me di cuenta que era una oracion a el santo Josemaría Escriva. Todo esto parece raro pero yo juro que platique con el, desde ese día llevo conmigo esa imagen y le rezo caundo tengo problemas.

Un saludo cordial desde Mexico.

Aparición de San Josemaría Escrivá en el Camino de Santiago
Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *