Algunas cosas buenas.


Algunas cosas buenas. Opus Dei

El próximo sábado día 3 de marzo, nuestro primer equipo disputará el partido número 150 en competición oficial en la Liga Nacional de Fútbol Sala. Dentro de mis tareas en el Club, está el realizar contactos con colegios, equipos, asociaciones, otras entidades, … de cara a darnos a conocer y procurar divulgar más la práctica de nuestro deporte, del que España en los dos últimos mundiales se proclamó campeón del mundo, ganando a Brasil en la final de Guatemala y a Italia en la de Taiwan. También lo somos de clubes.

Ayer, con motivo de ir preparando esa celebración, mantuve una reunión con personas de una institución extendida a nivel mundial, que con el pretexto del fútbol sala están llevando a la práctica un proyecto de integración con los inmigrantes de Colmenar Viejo (está a ocho kilómetros de Tres Cantos, que es de donde somos). Tienen una gran preocupación por la adaptación y la formación humana de los pequeños y de sus familias. Este es su segundo año de puesta en marcha y en sus actividades llegan a más de 120 niños. Además del futsal también practican natación y voleibol. Pretenden ayudarles con clases de apoyo escolar (el índice de suspensos es alto, me dicen, aunque conozco bastantes casos en persona por desgracia). Una de las propuestas que más me llamó la atención fue la de la creación de una ludoteca con el fin de completar el ocio de los niños con actividades culturales, artísticas, de entretenimiento, etc., me pareció una idea estupenda. Por último, me comentaban que también realizan visitas (niños y padres) a lugares donde haya exposiciones, del mismo ocio, o algún espectáculo futbolístico, si así se le puede llamar a lo que juega el Atlético de Madrid, jejejejeje. ¿Se nota que soy del Madrid?, no hablaré mucho de este tema porque no estamos para tirar cohetes y mañana hay derbi.

Salí gratamente satisfecho y me quedé pensando en "mis actividades". ¿Qué hago por los demás? ¿Qué motivos me mueven para hacer las cosas?. Pensaba en la cantidad de cosas buenas que realizan estas personas con esos críos (todos son voluntarios) y me imaginaba si encima metieran un motivo sobrenatural, que además de intentar ayudarles socialmente, también fueran capaces de darles a conocer a Jesucristo. Finalizaba pensando que además de con mis palabras, debo dar ejemplo con mi conducta. Nada pasa desapercibido para los demás, todo lo que hacemos puede tener una gran trascendencia, depende de nuestra intención, de nuestra rectitud de intención.

No siempre es hablar de Dios a la gente, bastantes más veces será que vean a Dios en mí, en mi forma de actuar.

Hoy dejo tres referencias de escritos de san Josemaría. Dentro del índice que tengo en mi agenda son puntos que en su momento me impactaron:

El apóstol tibio, ése es el gran enemigo de las almas. (Forja, punto 488).

Contéstate: ¿cuántas veces al día te pide tu voluntad que pongas el corazón en Dios, para entregarle tus afectos y tus obras? Buena medida para comprobar la intensidad y la calidad de tu amor. (Forja, punto 505).

Para acercarnos a Dios hemos de emprender el camino justo, que es la Humanidad Santísima de Cristo. (Amigos de Dios, homilía Hacia la santidad, punto 299).

Y esta tarde toca colegios. Todos lo viernes visitamos dos colegios de Tres Cantos en los que impartimos clases de fútbol sala, son a niñas de 5º y 6º de primaria, es decir de 10-11 años. Ponen mucha ilusión, pero lo que importa es que se diviertan con mi deporte. Además, me permite conocer a mucha más gente: sus profesores, sus padres. Espero aprovechar esta oportunidad para que los demás vean en mí lo que Dios espera también de mí.

Os deseo un muy buen fin de semana. Descandad y disfrutad de la familia y los amigos, mañana tengo barbacoa con varios de ellos.
Vota esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *